Con el fin de poder ofrecer un mejor servicio y una navegación más comoda y fluida, se instalarán una serie de cookies. Más información

Hidroterapia de Colon: Cómo mejorar la salud de tu sistema digestivo fácilmente

Creado por Miriam Leiva el 12-06-2016

¿En qué consiste?

Hay muchas formas de mejorar la salud de tu sistema digestivo, en este artículo te mostramos una muy sencilla y con muchos beneficios.

La hidroterapia de colon es un tratamiento que se encuentra al alcance de todos y puede ayudarnos mucho a mejorar nuestro estado de salud.

Nuestro intestino gordo tiene cuatro partes: el ciego, el colon, el recto y el canal anal. La función del colon es liberar bacterias que nos ayuden a almacenar minerales y vitaminas. La mayoría de nosotros no somos conscientes es de que nuestro colon también almacena muchos residuos a lo largo de nuestra vida y esto ocurre por nuestro estado anímico y la alimentación que llevamos. Estos residuos pueden ser muy perjudiciales, pueden tener efectos como malas digestiones, gases, dolores, estreñimiento, problemas cutáneos, etc. Al fin y al cabo, si nuestro cuerpo va acumulando toxinas y no tenemos una buena limpieza intestinal diaria, ¿qué podemos esperar?

La hidroterapia de colon consiste en limpiar esta parte del cuerpo donde se acumulan los residuos tóxicos y mejorar nuestra vida intestinal. Muchos estudios demuestran que un colon limpio ayuda a prevenir enfermedades como el colon irritable o el cáncer de colon, entre otros. Se trata de un proceso no invasivo y cada tratamiento es único por lo que si conoces a alguien se haya hecho una hidroterapia y no coincide con tu experiencia, ¡es normal!

El proceso es muy sencillo, os lo explicaremos por pasos según nuestra experiencia:

Antes de empezar

Cualquier clínica que realice este tipo de tratamientos, nos explicaran la reacción que puede tener nuestro cuerpo con este tratamiento y si padecemos alguna enfermedad como colon irritable, cáncer de colon, diarreas, gastroenteritis, etc. Es importante que el centro sepa esta información para que pueda informarnos si podemos realizar la terapia o no.

Nos pedirán que nos desnudemos de cintura para abajo y nos pesaran para saber si al finalizar el tratamiento, qué efecto ha tenido en nosotros.

Durante el proceso

Nos tumbaremos en la camilla boca arriba y con las piernas dobladas, el terapeuta nos indicará cómo hacerlo. Una vez sentados, el terapeuta nos introducirá una pequeña cápsula (como un supositorio) en nuestro ano que va conectado a un tubo trasparente que sale del equipo para realizar la hidroterapia de colon.

Cuando el terapeuta asegura la cápsula, empiezan con las irrigaciones de agua. Éstas consisten en introducir agua por la cápsula hasta llegar a cierta presión y, en nuestro caso, teníamos que avisar hasta cuando ya no podíamos aguantar más la presión. La sensación que uno tiene en este proceso es de hinchazón en la tripa pero no hay dolor. En la pantalla del equipo se puede ver la cantidad de agua introducida en el colon, la presión de ésta y la duración del tratamiento.

Después expulsan por el mismo tubo el agua que han introducido en el colon. A medida que van sacando el agua, pueden verse diferentes desechos, según el terapeuta que haga la terapia, nos explicará en qué consiste los diferentes desechos y cómo va viendo el proceso y cómo percibe el estado de nuestro colon. Nuestro paciente tenía el colon muy cargado. La sensación que teníamos en este proceso es de ir de vientre (como si nos lo fueramos a hacer encima).

En nuestra sesión, hubo algún momento que la presión era muy fuerte y, de repente, aflojaba. Nos explicaron que eso significaba que el agua iba rompiendo burbujas de gas dentro de nuestro colon.

Este proceso se va repitiendo varias veces hasta llegar a los 35-45 minutos, tiempo recomendable para nuestro colon. No importa cómo esté de sucio, la mayoría de centros no realizarán terapias más largas porqué pueden debilitar a nuestro colon un proceso más largo. En la última irrigación de agua; el terapeuta no la expulsa, te pide que vayas directamente al baño y que tu propio colon expulse el agua necesario.

Después del tratamiento

Una vez salimos del baño, el terapeuta nos pide que volvamos a subirnos a la báscula.

Es posible que después del tratamiento, según cómo haya visto el proceso el terapeuta, nos pida que volvamos a realizar el tratamiento. La repetición de la hidroterapia de colon para tener un colon limpio puede ser de hasta 10 veces y entre tratamiento y tratamiento debe haber un tiempo de descanso de unos 30 días. Una vez el colon está limpio, es recomendable hacer una hidroterapia de colon una vez al año.

La sensación que tuvimos después del tratamiento es de una enorme ligereza (y no perdimos ni un kilo durante el tratamiento) con una gran mejoría en nuestro sistema intestinal y unos días más tarde nuestra piel estaba radiante.

 

Desde BooGo.es, recomendamos esta terapia. Porque queremos que te cuides, naturalmente.

Comentarios

Todavía no hay comentarios.

Deja tu comentario




Puede utilizar las etiquetas HTML, como <b>, <i>, <u>, <br>

Imagen de verificación

Introduce el código de seguridad
<?php echo _PLAY; ?>
Refrescar

BooGo
Tu buscador de centros de terapias naturales y medicina alternativa
España